Monthly Archives: Mai 2014

XIV Jornades Socioambientals de l’Eliana

Imagen

Per catorzé any consecutiu l’Ajuntament de l’Eliana, amb la col·laboració del Foro Ciutadà de l’Agenda 21 Local, organitza les Jornades Socioambientals, una iniciativa educativa i lúdica que té per objectiu promoure el coneixement, la sensibilització i el canvi d’hàbits en referència a les principals qüestions relacionades amb la sostenibilitat, incidint en la importància d’actuar des del nivell local per millorar la situació global.

La trobada de carrer tindrà lloc el proper diumenge 1 de juny,  entre les 10.30 i les 14.00 hores, al passeig Secondo Baldin del parc de la Pinada. Al llarg del matí, els assistents podran conéixer alternatives per a mantenir unes pautes de vida més respectuoses amb el medi ambient, participant en els diferents tallers, demostracions i xerrades que es donaran cita al passeig.

Xiquets i adults podran aprendre i divertir-se mentre preparen saquets aromàtics al taller del Jardí Botànic de València, ajuden a construir caixes-niu amb la Societat Valenciana d’Ornitologia, fan el circuit d’educació viària amb ajuda de la Policia Local, posen les mans a l’argila i prenen part en la demostració de bioconstrucció amb palla, veuen l’exemple de construcció d’un dom amb mànegues de reg reutilitzades, o fan de “detectius de la natura”, entre moltes altres activitats.

Per a la Jornada i a fi de promoure la mobilitat sostenible, l’Ajuntament habilitarà un espai per a l’estacionament de bicicletes.

Anuncis

Gustavo Duch: “El hambre es la consecuencia del expolio de los recursos naturales”

Gustavo Duch: "El hambre es la consecuencia del expolio de los recursos naturales"

Otro mundo es posible, pero tenemos muchos frentes abiertos: sumar fuerzas con nuestros socios del Sur, terminar con el hambre en el mundo, movernos hacia la agroecología, etc. Hemos podido conversar con Gustavo Duch, gran experto en Soberanía Alimentaria de los Pueblos y hemos aprendido mucho.

 

>> 1. Una de cada ocho personas en el mundo sufren hambre crónica y el Sur siempre es el que sufre más, ¿tú lo entiendes?

Entender el hambre explica muchas cosas. Explica que los países en que más hambre pasa su población son grandes exportadores de alimentos, países con muchas tierras agrarias controladas por pocas empresas que ganan suculentos capitales produciendo materia prima para los llamados países desarrollados. Mientras, la población campesina intenta sobrevivir en escasas y pedregosas tierras, o bien entrega sus brazos en las grandes fincas a tareas temporales que les pagan muy mal. Explica que cuando más industrializamos la agricultura y aumenta la producción de alimentos, ya disponemos de alimentación para la población que alcanzaremos en el año 2050, más medios de vida se destruyen y menos gente puede vivir como campesinas o campesinos. Explica, que el hambre no es un problema de falta de producción, ni tan siquiera de mala distribución, es la consecuencia del expolio de los recursos naturales que deben de estar, soberanamente, en manos del pequeño campesinado.

Explica que sobre esta población, antes campesina ahora sintierra y con poquísimos recursos económicos, las especulaciones que los fondos financieros hacen con los alimentos en las bolsas de Chicago o Nueva York, representan la imposibilidad de comprar alimentos. Sobre todo explica que la agroindustria no está pensada para alimentar a las personas ni para qué ser campesino o campesina sea una forma de vida, y así tenemos que, digan lo que digan ellas y sus cómplices, es una práctica muy poco eficiente: consume el 80% de los recursos necesarios para producir alimentos (energía, agua y tierra) pero sólo producen el 30% del total de alimentos que llegan a las mesas; despilfarra el 40% de todo lo producido; y, peor aún, cada vez produce más materias vegetales que no comemos las personas, agrocombustibles y piensos. En definitiva, el hambre explica que tenemos una agricultura diseñada y caminando en un modelo capitalista, por lo tanto, erradicar el hambre pasa por enterrar, bien hondo, el capitalismo.

>> 2. ¿Qué podemos aprender del Sur ahora que el Sur también somos nosotros y que estamos inmersos en una lucha por un modelo alimentario saludable y sostenible?

Cuando hace veinte años surgió el lema, sobre pañuelos verdes enfrentados al poder de la OMC, de la Soberanía Alimentaria, el Norte entonces prepotente no entendía el concepto de Soberanía. Hoy, cuando en nuestro países sufrimos el impacto de dejar la economía fuera de nuestro control, la política fuera de nuestro control, la clase política nacional sin poder, cuando no podemos decidir ni qué salud, educación o agricultura queremos ni qué alimentación deseamos, sabemos con claridad qué significa luchar por la Soberanía de los pueblos. Ese es el primer aprendizaje, necesitamos, un ‘estado de lucha permanente’ por parte de la población, junto con la construcción y empuje de las alternativas al modelo agrario dominante. Y ahí, todas las que sean pensadas fuera del territorio capitalista (recuperación del verdadero cooperativismo agrario, mercados locales y humanizados, okupación de tierras, etc.), serán válidas, puesto que no olvidemos que como cualquier otro imperio, el rey capitalista, tiene sus días contados.

>> 3. ¿Qué más podemos aprender del Sur en nuestra lucha por la recuperación de semillas, contra los transgénicos o contra las grandes multinacionales?

Del Sur llegan también aires feminizadores o feministas, esenciales para rehacer cualquier vida vivible. La agricultura industrial tiene vocación de dominación de la tierra, la maltrata, la envenena, y todo para ver quien llena el camión más grande. Es una agricultura donde se busca el control de las semillas, de la tierra, del agua, todo a su alrededor huele a poder.

Pero así no tenemos vida ahora ni futura. Todos los seres vivos del Planeta somos interdependientes, necesitamos de la tierra y sus microorganismos, necesitamos de animales que fertilizan el campo, de lluvias que los rieguen, de personas que los cultiven, y de manos que los cocinen… Solo cuidando estas relaciones aseguramos el derecho a la alimentación. Hacia ahí hemos de caminar, visibilizando y compartiendo el trabajo de los cuidados, que bien puede empezar cuidando la tierra. La agroecología, presente en el mensaje de la Soberanía Alimentaria, tiene esa misión, desarrollar una agricultura que cuida contra una agricultura que explota.

>> 4. Un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero son generadas por la agricultura y la ganadería industrial, pero parece que nos olvidamos un poco de esto frente a las emisiones de gases provenientes de la industria. ¿Por qué?

Cuando pensamos en emisiones de gases visibilizamos chimeneas industriales humeantes, es lógico, pero el proceso de producción de alimentos también tiene muchas chimeneas en cada uno de sus eslabones. Humean los bosques quemados para ganar tierras para la agroindustria, contaminan los tubos de escape de la grandes cosechadoras o avionetas fumigadoras que recorren o sobrevuelan los monocultivos, igual ocurre con los aviones, barcos o ferrocarriles que transportan alimentos por miles y miles de kilómetros, escapan gases de cada uno de los frigoríficos o congeladores que conservan alimentos en supermercados y hogares, y hasta de ese 40% de alimentos despilfarrados y podridos emanan gases que calientan el planeta.

>> 5. La nueva filosofía de Mercadona es “Dignificar el trabajo del agricultor, pescador y ganadero de nuestro país”, ¿tienes contra argumentos?

El mensaje es el adecuado, el problema es quién lo dice. Lo dice una empresa que desde su esencia capitalista sólo puede actuar pensando en sus propios beneficios, no puede pensar en otra cosa, no está en su ADN. Imposible. Pero además, si entramos en los sueños del Sr. Roig, su Presidente, veremos que sus ansias son convertir a Mercadona en el monopolio de la distribución alimentaria, a costa de los pequeños comercios de barrio y de las y los proveedores agricultores. Su táctica es la que aparece en los manuales del libre Mercado, la competitividad. Compiten para ganar, sin más.

>> 6. Si tuvieras delante, por ejemplo, un agricultor de cítricos de toda la vida del Sur de Tarragona quizás te diría que la agricultura ecológica es costosa, tiene poca vida y es difícil de vender, ¿cómo le convencerías de que otro modelo es posible?
Los cambios son complicados y llenos de incertezas, nadie puede garantizar nada, así que sólo queda ofrecer información, espacios colectivos de debate, mostrar otras experiencias, analizar elementos que se alterarán en los próximos años, y de nuevo, apoyar la Soberanía de esa decisión, que se pueda tomar libremente. Moverse hacia la agroecología tiene que ser un camino personal, en nuestros interiores, y tiene que ver con hacer de nuestras vidas movimientos de transición y transformación, de un mundo a otro.

>> 7. Para terminar, con esperanza, cuéntanos alguna iniciativa ciudadana dirigida a concienciar a los consumidores y que esté tenido éxito.
Un cuento, La guerra esperada (de Mucha Gente Pequeña): Las primeras que vi con las bombas, las llevaban cargadas en la mochila. Las sacaron con mucho cuidado y me las enseñaron. ─ Son pequeñas, caben en la palma de la mano ─ dijeron, y empezaron a arrojarlas una tras otra. Estábamos justo detrás de las vallas de un solar vacío y sin edificar, en un barrio humilde de la ciudad. Calculo que lanzaron como unas 20 ó 30 bombas mientras reían y se hacían fotos después de cada impacto acertado.

Lo mismo estaba ocurriendo de forma sincronizada en otros barrios de la ciudad, y en muchas más ciudades de casi todas las naciones industrializadas. Los móviles les permitían estar en contacto entre cada grupo de esta guerrilla urbana. Las gentes que les descubrían, en lugar de salir huyendo a refugiarse, aplaudían, gritaban bravos y se abrazaban. Quizás por eso no se escuchaba el estruendo de la detonación.

Además, en ese momento, más hombres y mujeres salían de sus casas con bombas parecidas en bolsas de plástico. Su misión, según las instrucciones consensuadas, era situarlas delicadamente sobre las jardineras y macetas que encontraran vacías. Había que depositarlas ahí, medio ocultas, sabiendo que era un buen lugar para su explosión, en el momento apropiado.

Los niños y niñas de pueblos chicos o pueblos grandes como ciudades, tenían la misión más comprometida: lanzar las bombas bien lejos con sus tirachinas. Ocultos en escondrijos aptos para su edad, calculaban disparos para sabotear las tierras sin uso de los terratenientes de siempre. Disparaban y salían corriendo a toda pastilla en sus bicicletas.

Sobre mi cabeza vi pasar varios globos aerostáticos que, me dijeron, dejarían caer esas granadas caseras por babor y estribor, en las zonas deforestadas y en los bosques quemados, que cada vez son más abundantes. Querían diseminar miles de bombas, dejar esas zonas “sembradas”.

No supe de quien fue la idea, pero la guerra de las hortelanas y los hortelanos y sus bombas de semillas estaba en marcha.
La receta de cómo fabricar esas bombas estaba grafiteada en los muros y la gente se la pasaba por debajo de las puertas o de boca en boca, no era tan difícil.

Se luchaba sin agresividad y con inteligencia contra la violencia del sistema capitalista. En un mes, calcularon, los brotes verdes nacerían para hacer un mundo justo y perdurable.

Nota. Cómo fabricar una bomba de semillas: tome unas 10 partes de tierra y una de arcilla; la mezcla bien y al mojarla con agua la moldea como si preparase masa de pan o pizza. Así extendida le añade semillas de huerta, diversas y autóctonas. Vuelva a amasar haciendo con la masa pequeñas bolas, como de ping pong. Se dejan secar al sol. Atención: hay que manejarlas con cuidado, pueden explotarle en su propia terraza, balcón o maceta.

 

Font: Canalsolidario.org

En mayo, mimaremos las tomateras

Si el mes pasado plantábamos tomates, pimientos y berenjenas en nuestro huerto, ahora toca cuidar las matas para conseguir unos frutos de lo más lustrosos este verano. Más consejos de Carmen Latorre, la hortelana del Botánico.

Como dice el refrán “si plantas tomates y pimientos tendrás entretenimiento”. Y es que mayo es un mes en el que vamos a dedicarle mucho tiempo a estas plantas, sobre todo a las tomateras (Solanum lycopersicum), que son las que más trabajo nos van a llevar. Además, suben las temperaturas así que no olvidéis protegeros del sol e hidrataros continuamente si queréis aprovechar el buen tiempo para disfrutar de nuestro huerto.

En primer lugar, para conseguir unos buenos tomates este verano es imprescindible practicar una poda racional a las matas. Hay que desullar!, es decir, eliminar los brotes laterales sin flor que vayan naciendo en las axilas de la unión de las hojas con el tallo. ¿Para qué? pues para tener una sola guía central más fuerte y conseguir un porte más erguido que nos permita tutorarlas mejor.

MAYOHUERT1

Desullar las tomateras

 

Para ello utilizaremos unas tijeras bien afiladas y siempre procurando dar un corte limpio que reduzca la posibilidad de enfermedades, aunque si observamos que el tallo aún está muy tierno podemos hacerlo directamente con las manos. Esta poda la repetiremos cada 7 días para cortar cuanto antes los tallos no deseados que puedan aparecer.

Recordad, si el tallo ya ha florecido no debemos cortarlo. Hay que estar atentos porque lo normal es que la planta tenga solamente uno o dos tallos guía que tendremos que atar a la caña o estructura de soporte que hayamos preparado (ver artículo de la huerta en abril) para que le sirva de guía en su crecimiento vertical.

MAYOHUERT4

Tutorar las tomateras por la guía central

La intención es que la tomatera quede bien sujeta para que pueda soportar el peso de los frutos sin problema de caída o rotura. También es aconsejable ir aporcando la base de estas plantas, es decir, añadir tierra al tronco. Con ello conseguiremos que eche nuevas raíces en esa zona y que se sujete mejor al suelo. Dependiendo de la variedad que hayáis plantado de berenjenas o pimientos, igual es necesario entutorarlos también. No es nuestro caso, ya que en el Jardín Botánico hemos optado por variedades rastreras que no requieren de tantos cuidados como las tomateras. Sólo un consejo, para conseguir berenjenas grandes y que maduren rápidamente podéis dejar una sóla flor de cada grupo, pero no es una práctica obligatoria.

MAYOHUERT5

A pesar del aumento de las temperaturas, los riegos no deben ser muy frecuentes. Dejaremos que las plantas pasen un poco de sed para forzar su floración y evitar así la floración de tallos no fructíferos. No será hasta finales de la primavera cuando comencemos a elevar la frecuencia de riego y a utilizar la técnica del acolchado.

Otra tarea a tener en cuenta es el control de las malas hierbas o vegetación espontánea no deseada que vaya creciendo en nuestro huerto. Un problema que tendremos también durante todo el verano y por el que optaremos por ir arrancándolas continuamente.

¡No te comas mis tomates!

En esta época habrá que prestar especial atención a las diferentes plagas y enfermedades que puedan atacar a nuestros cultivos. Por eso es aconsejable realizar un tratamiento preventivo con cobre, sobre todo si ha habido lluvias, y siempre utilizando siempre la dosis aconsejada por el fabricante. El cobre fortalecerá los tejidos de las plantas y evitará por ejemplo el ataque de hongos.

MAYOHUERT2

Plantas afectadas por alguna virosis

Pero también hay que tenet cuidado con los insectos. Uno de los més problemáticos será el pulgón, ya que no sólo afecta a la floración y desarrollo de la planta, ya que se alimenta de los brotes más tiernos, si no que además es transmisor habitual de diferentes tipos de virosis.

Los síntomas de un ataque de virus son fácilmente detectables, la planta no crece, amarillea y sus hojas están deformadas. Y en este caso no tenemos nada que hacer, lo mejor es arrancar la planta afectada y apartarla lo más rápido posible de las demás. Así que hay que estar preparados y combatir los ataques de pulgón con los diferentes insecticidas ecológicos que podemos encontrar en el mercado o utilizando algunos de fabricación casera como el purín de ortigas o soluciones de agua jabonosa, pero sobre todo atrayendo a sus enemigos naturales, las mariquitas y las avispas.

MAYOHUERT6

También tendremos que vigilar la aparición de las temidas arañas rojas y amarillas que el año pasado causó estragos en el cultivo de tomates. Se concentran en el envés de las hojas haciendo que presenten un aspecto marchito y que se caigan prematuramente. Como preventivo utilizaremos el azufre que actúa como repelente o también podemos rociar las hojas con cola de caballo en caso de encontrar algún individuo.

Las orugas no se quedan atrás, en especial la Tuta absoluta, también conocida como la polilla del tomate. Nada más nacer, la larva de este pequeño lepidóptero perfora fruto, tallos y hojas, construyendo galerías que pueden dañar nuestras tomateras seriamente. Además, los frutos pueden ser atacados desde su formación, pudiendo dar lugar a que se pudran posteriormente.

MAYOHUERT3

Los efectos del minador de los tomates

 

El año pasado la tuta no fue tan problemática como en años anteriores, pero es aconsejable colocar trampas con feromonas para controlarla. Dependiendo de las capturas se actuará con tratamiento.

Font: Espores